Skip to main content

Sibling Rivalry-Lucha Libre

Sibling rivalry is unavoidable, and often is just a call for attention. According to a study done by Nationwide Children’s Hospital, sibling rivalries are most prevalent among siblings of the same sex and those that are close in age. Although many think sibling rivalries can create long lasting effects and lead to serious issues that can hinder the family dynamic, sibling rivalry has many benefits. Sibling rivalry is shown to be a great way to promote interpersonal skill development within your family, which helps your child’s development now and in the future.

“Why can you be like your brother?” Sibling rivalry usually begins when parents and caregivers compare siblings. Comparing children is like comparing a doctor and an architect, they’re simply different! Instead we must learn to embrace the uniqueness of each child, and accept that children have their own abilities, characteristics, and beliefs. A few things that you can do to help your children get along include not taking sides, creating space, and giving each of them your undivided attention when possible. In addition, encourage children to express their feelings out loud. You may even seek to spend some alone time with each child, this will make them feel like they are getting the attention and validation they are seeking, before picking a fight for it later.

When resolving conflict, parents and caregivers may want to consider stepping in when the children can not come to a healthy consensus on their own. Furthermore, it is important to note that even though you want to give children the space to hash it out, you want to stop any conflict that poses a physical or mental threat to either child. Lastly, by setting some ground rules, you are enforcing positive and negative consequences, which will help children resolve conflict on their own. Thus, helping their ability to problem-solve later in life.

Resources:

-Coping with Sibling Rivalry

-How Can I Help my Kids Get Along?

Lucha Libre

La rivalidad entre hermanos es inevitable y, a menudo, es solo una llamada de atención. Según un estudio realizado por Nationwide Children’s Hospital, las rivalidades entre hermanos son más frecuentes entre los hermanos del mismo sexo y los que tienen una edad cercana. Aunque muchos piensan que las rivalidades entre hermanos pueden crear efectos duraderos y dar lugar a problemas graves entre la dinámica familiar, la rivalidad entre hermanos tiene muchos beneficios. La rivalidad entre hermanos es en realidad una excelente manera de promover las habilidades interpersonales dentro de su familia, lo que ayuda al desarrollo de su hijo ahora y en el futuro. Antes de que podamos examinar los beneficios de la rivalidad entre hermanos, veamos en primer lugar por qué ocurre la rivalidad entre hermanos.

“¿Por qué no puedes ser como tu hermano?” La rivalidad entre hermanos suele comenzar cuando los padres y los cuidadores comparan a los hermanos. Comparar a los niños es como comparar a un médico y un arquitecto, ¡son simplemente diferentes! En cambio, debemos aprender a entender la singularidad de cada niño y aceptar que los niños tienen sus propias habilidades, características y creencias. Algunas cosas que puede hacer para ayudar a sus hijos a llevarse bien incluyen no tomar partido, crear espacio y prestarles toda su atención cuando sea posible. Además, anime a los niños a expresar sus sentimientos en voz alta. Incluso puede buscar pasar un tiempo a solas con cada niño, esto les hará sentir que están recibiendo la atención y la validación que buscan antes de pelear por ello más tarde.

Al resolver un conflicto, los padres y cuidadores pueden considerar la posibilidad de intervenir cuando los niños no puedan llegar a un consenso saludable por sí mismos. Además, es importante tener en cuenta que, aunque desea darles a los niños el espacio para discutirlo, desea detener cualquier conflicto que represente una amenaza física o mental para cualquiera de los niños. Por último, al establecer algunas reglas básicas, está imponiendo consecuencias positivas y negativas, que ayudarán a los niños a resolver los conflictos por sí mismos.

Recursos:

-¿Cómo puedo ayudar a mis hijos a llevarse bien?