Skip to main content

CD9

10 Most Common Problems Teenagers Face

Nowadays it seems as though teens are glued to social media platforms, texting, and gaming. CD9! Most commonly known as a law enforcement code to signal danger in a situation, teenagers use this code as slang while texting in order to let their friends know an adult or parent is around. Often times, teens rather talk to their friends about issues as they feel connected, but when the issues that teens face are related to those they confide in, it may be difficult to vocalize issues.

When assessing stress and issues within the teenage everyday life, there a few commonalities that arise. Among these commonalities is stress related to school, siblings, puberty and parental forces; all of which can lead to mental instability. According to a study done by the Pew Research Center, “substantial shares point to anxiety, depression, bullying, and drug and alcohol use (and abuse) as major problems among youth ages 13 to 17.”

The following is a list of some of the most common issues teenagers face. When parents, caregivers, and adults don’t pay attention to the warning signs, teens can lose sight of the important things in their lives and head for a downwards spiral.

  1. Anxiety
  2. Alcohol & Drugs
  3. Bullying & Cyberbullying
  4. Depression
  5. Defiant Behavior
  6. Self-Esteem & Self-Image Issues
  7. Teen Pregnancy
  8. Poverty
  9. Gangs

All of these issues are common among teenagers but can be addressed very early on in adolescence. When teens are exposed to any of these issues most times, they create a domino effect and are in some way or another linked to each other. As parents some of the best things we can do is show love, support, and care. Let your children vocalize their problems and validate them as well. Watch for signs of stress (eating habits, sleep habits, mood, etc.). Finally, establish trust and respect your teenagers’ opinions, this will boost their self-esteem and enhance your relationship.

CD9: Los 10 Problemas más Comunes que Enfrentan los Adolescentes

Hoy en día, parece que los adolescentes están pegados a las plataformas de redes sociales, los mensajes de texto y los juegos. CD9! Más comúnmente conocido como un código de aplicación de la ley para señalar el peligro en una situación, los adolescentes usan este código como forma de communicacion mientras envían mensajes de texto para que sus amigos sepan que hay un adulto o un padre cerca. A menudo, los adolescentes prefieren hablar con sus amigos sobre los problemas porque se sienten conectados, pero cuando los problemas que enfrentan los adolescentes están relacionados con aquellos en quienes confían, puede ser difícil expresarlos.

Al evaluar el estrés y los problemas de la vida cotidiana de los adolescentes, surgen algunos puntos en común. Entre estos puntos en común se encuentra el estrés relacionado con la escuela, los hermanos, la pubertad y las fuerzas de los padres; todo lo cual puede provocar inestabilidad mental. Según un estudio realizado por el Pew Research Center, “partes sustanciales apuntan a la ansiedad, la depresión, el acoso y el uso (y abuso) de drogas y alcohol como problemas importantes entre los jóvenes de 13 a 17 años”.

La siguiente es una lista de algunos de los problemas más comunes que enfrentan los adolescentes. Cuando los padres, cuidadores y adultos no prestan atención a las señales de advertencia, los adolescentes pueden perder de vista las cosas importantes en sus vidas y caer en una espiral descendente.

  1. Ansiedad
  2. Alcohol y drogas
  3. Intimidación y ciberacoso
  4. Pandillas
  5. Pobreza
  6. Embarazo adolescente
  7. Depresión
  8. Problemas de autoestima y autoimagen
  9. Comportamiento desafiante

Todos estos problemas son communes entre los adolescentes, pero pueden abordarse muy temprano en la adolescencia. Cuando los adolescentes están expuestos a cualquiera de estos problemas la mayoría de las veces, crean un efecto dominó y están vinculados entre sí de una forma u otra. Como padres, algunas de las mejores cosas que podemos hacer es mostrar amor, apoyo y cuidado. Deje que sus hijos vocalicen sus problemas y valídelos también. Esté atento a los signos de estrés (hábitos alimenticios, hábitos de sueño, estado de ánimo, etc.). Finalmente, establezca confianza y respete las opiniones de sus adolescentes, esto aumentará su autoestima y mejorará su relación.