Skip to main content

Plagas de las Fincas de Florida: Pulgones

Existen múltiples plagas que pueden tener un efecto negativo en nuestros cultivos y plantas ornamentales. Una de estas plagas son los pulgones. Los pulgones son pequeños insectos que se consideran plagas en todo el mundo. Tienen un cuerpo blando en forma de pera, y dependiendo de la especie, pueden ser de múltiples colores como verde, amarillo, rojo, marrón, etc. Se pueden ver sin el uso de un microscopio, pero aún son muy pequeños, lo que significa, que algunas personas pueden tenerlos en sus plantas y no notarlos. Siempre se encuentran en grandes grupos y su población aumenta rápidamente si no existe un control adecuado de esta plaga. La mayoría de las especies se identifican según la planta huésped que infestan.

Pulgones de la caña de azúcar

 

¿Cuáles son sus hábitos alimentarios?

Los pulgones tienen una pieza bucal perforante para succionar, lo que significa que tienen una estructura en forma de tubo que utilizan para extraer la savia de la planta. Se alimentan de hojas jóvenes en desarrollo y brotes de múltiples plantas. Cuando los pulgones se alimentan, eliminan un producto de desecho azucarado llamado “honeydew” (gotas azucaradas). Esta sustancia puede dañar las plantas porque un hongo negro llamado hongo de hollín (“Sooty mold”) crece en este “Honeydew.” Este hongo bloqueará la luz proveniente del sol afectando la fotosíntesis. Además, algunas hormigas protegerán a los pulgones para que poder consumir esta sustancia (“Honeydew”). Las hormigas matan a cualquier enemigo natural de los pulgones, como las mariquitas que se alimentan de los pulgones, permitiendo que la población de la plaga crezca.

 

¿Por qué son tan numerosos?

Los pulgones llevan a cabo una metamorfosis gradual, lo que significa, que tienen 3 etapas de vida: huevo, ninfa (versión más pequeña del adulto) y el adulto. Aunque los pulgones pueden reproducirse sexualmente, también pueden reproducirse asexualmente. Esto significa, que no necesitan aparearse para reproducirse. Por eso la mayoría de los pulgones son hembras. Cuando una hembra usa partenogénesis (reproducción no-sexual), dará a luz crías vivas, y estas nuevas crías ya estarán preñadas con la próxima generación de pulgones. Por lo tanto, los pulgones pueden aumentar su población rápidamente. Después de algunas generaciones en la planta hospedante, algunos pulgones desarrollarán alas y volarán a otra planta hospedera donde se aparearán, y el ciclo de reproducción se repite nuevamente.

 

Infestación de pulgones en una planta de sorgo

¿Cómo pueden dañar mis plantas?

Las plantas que tienen una infestación de pulgones pueden presentar síntomas como marchitez, estrés hídrico y crecimiento y rendimiento reducidos de los cultivos. Como se mencionó anteriormente, la presencia del hongo de hollín puede afectar negativamente el proceso de fotosíntesis.

Una de las mayores preocupaciones de los pulgones es que son vectores de enfermedades. Tanto las ninfas como los adultos pueden transmitir virus, pero los adultos propagan enfermedades más rápidamente porque pueden moverse mejor alrededor de la planta huésped. Estos virus pueden variar entre especies, pero algunos de los virus que transmiten los pulgones son los virus del mosaico, el virus Y de la zanahoria (“carrot virus Y”), el virus de la mancha anular de la papaya (“Papaya ringspot virus”), etc. Estos virus se transmiten cuando los pulgones utilizan sus piezas bucales perforadoras y succionadoras para extraer la savia de la planta. Se extraen los jugos de la planta y se introducen virus en la planta.

 

Manejando las poblaciones de los pulgones.

El uso del Manejo Integrado de Plagas (IPM) se puede utilizar para controlar los pulgones. IPM es la combinación de todos los elementos que una persona puede usar para controlar o suprimir una plaga. El primer paso en IPM es la identificación de la plaga. Una vez que se identifica la plaga, es importante monitorear las poblaciones de esta plaga. Si hay una pequeña cantidad y no se observa ningún daño importante, es posible que el IPM no sea necesario para controlar o reprimir a la población. Por otro lado, si detecta un aumento de la población y posibles daños, será necesario controlar dicha población.

Las mariquitas son depredadores naturales de los pulgones

Los pulgones tienen algunos enemigos naturales que pueden ayudar a controlar y reprimir a su población. Los insectos como las mariquitas, las crisopas y las avispas parásitas son ejemplos de control biológico que los agricultores o propietarios pueden utilizar para suprimir la población de los pulgones. Algunas empresas venden este tipo de insectos con el fin de controlar las plagas en los cultivos. Otros ejemplos de control son las trampas y barreras (control mecánico), el saneamiento (prácticas de culturales) y el uso de plantas más resistentes al daño de los pulgones (control genético).

Los pulgones son insectos, por lo que el uso de insecticidas es adecuado para su control (control químico). Existen numerosos pesticidas para el control de los pulgones. Algunos de estos son pesticidas sistémicos, que son efectivos para el control de los pulgones debido a su capacidad para moverse a través de la planta, lo que significa que no importa dónde se encuentre el pulgón en la planta huésped, si el pesticida se aplica correctamente, los pulgones probablemente estarán expuestos al pesticida. Al final, el insecticida a utilizar dependerá de la planta huésped y de la preferencia personal del aplicador (siguiendo las instrucciones de la etiqueta), pero el tiempo es esencial para controlar eficientemente a los pulgones. Las ninfas son más fáciles de controlar que los adultos y los huevos, y las infestaciones más pequeñas son más fáciles de controlar que las más grandes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *